Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2019

Presta Atención

Probablemente ya no esté así, y menos hoy… ¡con el viento fuerte de levante que hace en mi tierra!  Me di cuenta y de inmediato la capturé, con sumo cuidado me acerqué y pude ver y observar de cerca su delicada belleza.
Hoy habrá diseminado y expandido, y sobre todo, contagiado su delicada esencia.
  Muchas veces estamos tan imbuidos en la vorágine de la cotidianidad que no somos capaces de descubrir la belleza de las cosas, los rasgos de lo diferente, la noción de lo inadvertido.
¿Cuántas veces has pasado de largo, o no has saludado a alguien con quien te acabas de cruzar por que simplemente ibas pensando en tus cosas?

¿Cómo te sientes cuando alguien se te cruza y no te saluda?
  Enseguida piensas que es por ti, que le caes mal, o que esa persona se cree más o vete tú a saber lo que se nos pasa por la cabeza… Quizá sea eso precisamente, que esa persona que no te ha saludado está en su mundo, pescando, rumiando, perdiéndose el momento de saludarte y devolverte una sonrisa. 
¿Cuántas co…

Handmade

Hecho a mano, handmade.  Círculo, a círculo, formando una espiral que se repite una y otra vez. Una obra artesanal mimada, y acompasado en un ritmo melódico automático, casi sin pensar, armónico, equilibrado y ritual. Pareces bailar, parece danzar… casi sin mirar, trenza cada hebra y con la pita acaba su obra que luego ni el viento agita.
 Cuántas cosas hacemos casi sin pensar y cuánto tiempo pasamos pensando casi sin hablar, sin trabajar y si cambiar. Cuánto rumiamos, cuanto perdemos, cuánto no hemos dicho ni hecho, y cuánto repetimos la acción mentalmente que casi de memoria aflora y emerge. No ahora no, nos decimos…. Y acabamos en una espiral rumiante, que te paraliza y aleja…¿Dónde estás? Rumiando, pescando, vagando. Cómo conectar, cómo dejar de rumiar… Stop, deja de hacerlo. Cuenta cuántos stop has dicho en cada rumiación, escribe qué rumiabas, arguméntalo, atrápalo, analízalo… dedícale tiempo activo. A partir de ahí, ya no rumiarás, sino buscarás solución.  Sin en la espiral vuelves…

Rema, Rema, Rema

Y te das cuenta de que te encanta lo que haces, cuando a estas horas todavía sigues tecleando y tecleando con el ritmo a veces desacompasado del viejo reloj, tic-tac, rema, remas, reman… y le dedicas tanta pasión, que el tiempo vuela, fluye a lo largo del río... y porque la vida es viajar con la iMaginación a través del tiempo, surcando mares y océanos, valles y montañas, remontando el río, remando, remando, remando. Tic-tac. Tic-tac.
¿Te ocurre cuando te enfocas  en algo que te gusta,  verdad?

  Fluyes incluso río arriba. 

Mantén esa sensación, embotéllala cuál pócima mágica y bébetela cada día, en cada duda, en cada desaliento… 
Siempre pensé que era mejor caerse en la marmita, como Obelix, pero en el esfuerzo por mantener el equilibrio y remar se encuentra la verdadera felicidad, durante el camino que nos permite flotar,  fluir incluso río arriba.
iMagina…