Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2017

Cambia tu mundo

Post hoc, ergo propter hoc… (Después de, por lo tanto causado por…)    Según un antiguo proverbio egipcio: “el hombre teme al tiempo, pero el tiempo teme a las pirámides.”

Cuando era pequeño pasaba la mayor parte del tiempo con mi abuelo, porque mi padre trabajaba todo el día. Se pasaba incluso varios días sin aparecer por casa. Mi madre siempre me decía que había que pagar la hipoteca de nuestra casa, el coche, la comida, los libros del colegio, etc... Por eso mi madre me dejaba cada mañana en casa de mi abuelo, mientras ella limpiaba otras casas que no tenían problemas de hipotecas. No me importaba mucho, porque me encantaba estar con mi abuelo, siempre me hablaba de la cultura egipcia, ¡tenía el salón lleno de objetos egipcios! Mi objeto preferido era un pisapapeles en forma de pirámide; y recuerdo que me decía:  -. ¿Ves esa pirámide de ahí? -. ¡Sí!, contestaba yo con los ojos como platos. -. Pues no es un pisapapeles cualquiera, suelo dejar los documentos más importantes bajo su protecció…