Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2015

Es hora de navegar...

Sal a navegar, surca tus sueños, el camino es duro, el destino eterno! Tus pensamientos dándole vueltas están, tienes que cambiar de estrategia!  La mar en calma está... Sal a navegar!  iMagina...

Siempre Amanece

Contaba la leyenda que los truenos eran gruñidos de gigantes que hacían llorar a las nubes…;  de vez en cuando el Sol las animaba mostrando vivos colores que surcaban el cielo, pero los gigantes seguían gruñendo y lanzaban rayos para intimidarlas. 
    Las nubes cansadas de llorar, se dispersaban… y mientras los gigantes dormían, el Sol, la Luna y las Estrellas aparecían. 


    Los gigantes soñaban, las nubes de nuevo se creaban mientras el Sol lucía, las Estrellas se divertían y la Luna sonreía.
iMagina...

El "Genio" de la Lámpara

Había una vez un hombre que caminaba ensimismado por la calle cuando de repente, entre sus flujos de pensamientos y reflexiones, se dio cuenta de que le había pegado una patada a algo más pesado que una lata de coca-cola, sin salir de su ensimismamiento llegó a la conclusión de que aquel objeto era mucho más pesado...      Al despertar de sus pensamientos le siguió una grata sorpresa: 

¡le había pegado una patada a una lámpara maravillosa!

   Apresuróse a limpiarla, mimarla y frotarla... precipitándose sobre él un enorme Genio;       
-. Soy el genio de la lámpara y te concedo un deseo!!.
-. Un deseo?? dijo el hombre pensante; Siempre concedéis tres?
-. Sí, pero está la cosa muy mala, y no tenemos presupuesto para más. Dijo el Genio enfadado.
-. Pues muy bien, déjame pensar... ummm,  deseo... deseo... Salud, no ponerme nunca enfermo. Sí, creo que es lo más importante. Deseo Salud, no ponerme enfermo jamás!.
-. Muy bien, dijo el Genio... Concedido!!: 

Vaya usted cada tres meses a la Agencia T…