Ir al contenido principal

Storytelling del Ratoncito Pérez.


Ayer escuché que una ardilla era como una rata pero con marca personal... y por la calle me encontré esta puertecita y me acordé de un ratoncito que sí que tiene una gran marca personal y una storytelling que contar...

Recuerdo cuando era pequeño… ¿sabéis esa edad en la que se os empieza a caer los últimos dientes de leche y estáis deseando despertaros al día siguiente y mirar debajo de la almohada y encontrarla llena de monedas? … ¿Qué ilusión verdad?… pues bien, recuerdo que se me cayó uno de mis dientecitos de leche… lo envolví en papel higiénico y lo coloqué debajo de la almohada y me fuí a dormir muy temprano! 
Estaba deseando escuchar el mínimo ruido para pillar infraganti al astuto ratón y hacerle algunas preguntas! 
Porque yo no sé tú, pero yo tenía muchas dudas acerca de su trabajo!
 ¿Qué hacía con tantos dientes?, ¿los revendía y nos daba una parte?, ¿se los comía? Y sobre todo, ¿cómo sabía que se me había caído un diente y que estaba debajo de mi almohada? ¿Lo avisaban mis padres? ¿Tenía teléfono?… 
Pues me desperté aquella mañana, sin apenas pegar ojo, y me dispuse a prepararme para ir al colegio, sin acordarme de mis monedas, hasta que me fui a cepillar los dientes!! Uy!! El ratoncito! Se me ha vuelto a escapar!! 
Cada vez me quedaban menos dientes, aunque creo que fue el último!! jooo vaya… Fui corriendo y cogí la almohada y la lancé hacia el otro extremo de la habitación… y… di un laaaaargo suspiro… allí seguía mi diente de leche cuidadosamente envuelto en papel higiénico… 

Vaya… ¿qué le habrá pasado?,pensé, ¿tendría mucho trabajo? Mis padres me aseguraron que llamaron a la centralita y dejaron el recado… Jo… ese día estuve un poco triste. Pero por la tarde llegó mi tía de visita. Mi tía es una de las personas más creativas y divertidas que conozco. A todo le sacaba punta y siempre llegaba con alguna genialidad, broma o invento. Ya os cantaré alguna anécdota… Fui corriendo a besarla y le conté lo que me había pasado… Enseguida cogió el teléfono y llamó a la centralita. Tras un buen rato negociando, consiguió el número personal, el de la casa del Ratoncito Pérez!! Y me dijo que lo guardara y llamara por la noche antes de acostarme. 

Y así hice, llamé por teléfono y le hice miles de preguntas!! Y ¿sabéis qué?, se me olvidó decirle que tenía un dientecito esperando desde el día anterior… estaba tan ilusionado y tenía tantas preguntas que se me olvidó.  Mi tía me aconsejó que enterrara el dienticito, y aliviara el trabajo del ratoncito para que pudiera llevar sus regalos a otros niños, que yo ya era muy grande! Y eso hice… 
Al día siguiente en el colegio todo el mundo me preguntaba qué me había traído el Ratoncito Pérez! Y respondí que muchas respuestas! Y que tenía el teléfono de su casa!! Nadie me creyó claro!
Así que me levanté y lo anoté en la pizarra! Todos se reían claro... y ¡sabéis qué? toood@s llamaron!! Y toood@s recibieron respuestas!! Al día siguiente tod@s me contaron de qué habían hablado!! 
¡¡Qué gran día pasamos!!

 Todavía me pregunto si era de verdad el verdadero número del Ratoncito Pérez… o tal vez fue mi tía… ? Mi tía dice que no sabe nada, que ella simplemente consiguió su teléfono!

 Lo que podemos conseguir con un poco de iMaginación, con no perder jamás la ilusión de cuando éramos pequeñ@s como mi tía que sigue siendo la misma! 


No hay mejor marca que ser un@ mism@, que saber contarlo, y darte cuenta de tu potencial. Seguro que tienes muchas historias que te definen, tal vez deberías contártelas... ¿no crees?

 Lo que daría por recuperar aquel número…
¿Y Tú?
iMagina…

Comentarios

  1. Siempre hay algo por lo que volver a ilusionarse o alguien que hace que la ilusión brote de tu interior... sin apenas darte cuenta.
    Ilusionante y bonito post, David��

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, eso es; y ahí está la clave de la felicidad! En saber darte cuenta, en querer cambiar, en salir de tu zona de confort, en dejarte llevar...
      Muchas Gracias! Me alegro mucho que te haya ilusionado!!
      Cuéntate tus historias! 😉 iMagina...

      Eliminar
  2. Como lo cuentas, esas narrativas de la infancia siempre llevan una marca personal, iMagínate, cuéntome, primero para mí, luego para los demás ��Namasté ��

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro!Siempre cuéntate! te hará darte cuenta de que eres mucho más que la circunstancia o el momento, que eres capaz de mucho más de lo que piensas, y que puedes alcanzar mucho más de lo que el contexto nos limita.! Muchas Gracias!! Cuéntate Siempre! Namasté!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Piscinas Naturales

¿Cuál es tu lema?

Hoy os recomendamos la película "La vida Secreta de Walter Mitty", en ella se insta a Dejar de Soñar y empezar a vivir, arriesgarse y afrontar desafíos. Con una espectacular fotografía esta película nos hace reflexionar sobre la cantidad de oportunidades que perdemos al no intentar aquello que soñamos, aquello que iMaginamos.  El lema de su empresa, la revista Life invita a ACTUAR es este:
"TO SEE THE WORLD, THINGS DANGEROUS TO COME TO, TO SEE BEHIND WALLS, TO DRAW CLOSER, TO FIND EACH OTHER AND TO FEEL.
THAT IS THE PURPOSE OF LIFE"
   Revista Life: La vida secreta de Walter Mitty "VER MUNDO, AFRONTAR PELIGROS, TRASPASAR MUROS, ACERCARSE A LOS DEMÁS, ENCONTRARSE Y SENTIR.
ÉSE ES EL PROPÓSITO DE LA VIDA"

Y el tuyo?, ¿cuál es tu propósito?, ¿Cuál es tu lema? y ¿el de tu empresa?... ¿Qué te define? DEJA DE SOÑAR Y EMPIEZA A VIVIR... ImAGINA...

Emociones Superficiales

Muchas veces lo pienso y lo pienso porque lo veo y percibo:
¿Vivimos de simulacros de sentimientos, más que de sentimientos mismos?
    Es lo que llamo una superficialización de las personas, ¿ya no nos interesamos de verdad por los demás? 
¿Qué está pasando? ¿QUÉ NOS PASA?

    Si vemos cómo está la situación emocional hoy, veremos que hemos perdido grandes dosis de eficacia emocional, de fantasía, de ternura, de respeto... hemos ahondado en la aridez de las relaciones. Ya no se dan besos, ni abrazos porque sí...
    Seguro que también te has dado cuenta, que lo sientes y percibes: en un café con una amiga; en un saludo a alguien con quien te paras que hace tiempo que no ves... 
¿Miedo a expresar sentimientos? ¿Coraza de todo va bien? ¿No me cuentes tu película que yo ya tengo la mía? (¿Pero,CUÁL ES tu película?)
¿Qué haces para remediarlo? ¿Cómo te sientes? ¿Cómo te afecta?
Cuéntame.
iMagina...