Ir al contenido principal

iMagina...

    iMagina por un momento que tienes ganas de cambiar de vida, que quieres conseguir lo que otros han conseguido. Tener éxito. Vivir para vivir y no para trabajar. Lanzar una nueva idea, un nuevo producto. Conseguir más ventas. Redirigir tu empresa, tu vida. Cambiar de empleo. Conseguir uno. Embarcarte y emprender un negocio. Hablar en público. Persuadir, convencer, vender. Motivar, negociar, comunicar. Liderar.

  iMagina por un instante que lo has conseguido.

¿Cómo te sientes?

    Hace tiempo me hice la misma pregunta. Cerré los ojos fuertemente y visualicé cómo quería que fuera mi trabajo. Reflexioné y al abrir los ojos todo lo que veía a mi alrededor se me antojó distinto. Todo lo veía de una forma diferente.

¿Qué cambió?

Tenía un objetivo muy claro y así configuré y planifiqué mis esfuerzos para lograrlo.

    Tú puedes conseguir igualmente todo lo que te propongas. Focaliza tu objetivo y todo te parecerá distinto.

¿Te ayudo? ¿Te guío? ¿por qué yo?


Mi objetivo será que dudes de todo. Hasta de mí, de mi guía.

    Hace poco tuve un cliente que llegó con mucha resistencia al cambio, con mucha desconfianza al método y se cerraba en banda. 
No escuchaba. 

iMagínatelo con los brazos cruzados, cruzado de piernas, sentado y agazapado deseando saltar para contradecir todo lo que pudiera decirle.

Pero, ¿sabes qué pasó?

Que no lo dije nada. Porque él lo estaba diciendo todo.

    Llegó un momento en el que el silencio le incomodó tanto que empezó a hablar, empezó a relajarse, se descruzó de brazos y empezó a soltar todo lo que pensaba.

    Sentía mucha rabia contenida por su jefe, porque apenas podía hablar con él y este siempre le mandaba tareas que hacer, incluso fuera de su competencia, y las hacía a la perfección.

  Yo no tuve que guiarle a conseguir su objetivo, a calmar su malestar. 

Yo simplemente le escuché. 

Eso es lo que necesitaba. Un feedback de su jefe. Así que llegó a la conclusión de que necesitaba tomarse un café con él y desahogarse. 
Ya con menos intensidad, puesto que se desahogó conmigo.

    Alguien dijo una vez, yo no te necesito más que tú a mí, pero aquí estaré para lo que necesites.

Te ayudo a iMaginar tus posibilidades para cambiar tu realidad.

Y sí, iMagina, porque la iMaginación es una fuente de coraje en sí misma.


iMagina…

Comentarios

Entradas populares de este blog

Piscinas Naturales

¿Cuál es tu lema?

Hoy os recomendamos la película "La vida Secreta de Walter Mitty", en ella se insta a Dejar de Soñar y empezar a vivir, arriesgarse y afrontar desafíos. Con una espectacular fotografía esta película nos hace reflexionar sobre la cantidad de oportunidades que perdemos al no intentar aquello que soñamos, aquello que iMaginamos.  El lema de su empresa, la revista Life invita a ACTUAR es este:
"TO SEE THE WORLD, THINGS DANGEROUS TO COME TO, TO SEE BEHIND WALLS, TO DRAW CLOSER, TO FIND EACH OTHER AND TO FEEL.
THAT IS THE PURPOSE OF LIFE"
   Revista Life: La vida secreta de Walter Mitty "VER MUNDO, AFRONTAR PELIGROS, TRASPASAR MUROS, ACERCARSE A LOS DEMÁS, ENCONTRARSE Y SENTIR.
ÉSE ES EL PROPÓSITO DE LA VIDA"

Y el tuyo?, ¿cuál es tu propósito?, ¿Cuál es tu lema? y ¿el de tu empresa?... ¿Qué te define? DEJA DE SOÑAR Y EMPIEZA A VIVIR... ImAGINA...

Desconexión

Vacaciones, momento de desconexión, pero seguro que te resultaría totalmente imposible desconectar de verdad.  ¿Qué es desconectar de verdad?  Desconectarte del móvil.  Sí.  ¿Te has preguntado, cuántas veces consultas el móvil al día?  Desde encender la pantalla para ver si has recibido algún WhatsApp o si has recibido algún e-mail o alguna notificación de las miles de apps que tenemos instaladas… O has consultado tus redes sociales, tu Facebook, has observado las fotos en Instagram, las stories, las tendencias en Twitter…
Ummm, ¿qué divertido verdad? Pero, ¿te has parado a pensar cuánto tiempo le dedicas al día? Y… ¿Te has parado a pensar, cuántas cosas te has perdido mirando tu pantalla del móvil?
Es verdad, que es muy tentador perder el tiempo en vacaciones mirando qué hacen los demás, capturando fotos (que no momentos) y subirlas a tus redes sociales para luego seguir “invirtiendo” tu tiempo vacacional, viendo quién lo ha visto, a quién le gusta, y lo peor de todo, quién todavía no le ha…